FLACO

Este joven de menos de un año, fue dejado semanas en un piso sin agua ni comida cuando el estilo de vida de su familia cambió, y él se convirtió en un estorbo. Fue dejado en abandono absoluto a su muerte. Sobrevivió bebiendo agua del inodoro y comiendo lo que una vecina le tiraba desde el balcón. Poco a poco se va recuperando de una severa desnutrición y ahora necesita una familia de verdad y para siempre.